31 enero, 2012

El presupuesto energético de la Tierra

Navegando por NewScientist, encontré esta bonita infografía [Dale click para ampliar]:

earth_energy_budget

La humanidad usa 16 Teravatios (TW) de energía un momento dado, que no es nada comparado con los 120,000TW de energía solar absorbida por la Tierra en ese mismo instante. Sin embargo, lo que importa es el balance entre la cantidad de calor que entra y la cantidad que sale.

Si la cantidad de calor que sale por la superficie de la atmósfera es igual a la que entra, entonces la temperatura del planeta será prácticamente la misma, estaremos en equilibrio. Si la Tierra libera menos cantidad de calor —o genera más calor interno (producción de energía de la humanidad más otras fuentes geotérmicas)— entonces se calentará.

Durante miles de años, la Tierra ha estado en equilibrio energético por lo que el clima ha cambiado muy poco. No obstante, durante los últimos años, se ha calculado que el planeta pierde 380TW menos energía de lo esperado debido a que los gases de efecto invernadero retienen ese calor en la atmósfera. Esto ha conducido a un aumento en la temperatura de equilibrio de la Tierra.

Toda la energía que usamos termina como calor residual. Esto quiere decir que a medida que la humanidad requiere más energía para sus actividades diarias, la cantidad de calor generado en el planeta será mayor. Si bien los 16TW actuales son algo relativamente insignificante, la demanda energética aumenta cada año, y si esta alcanza los 5,000TW (aprox. en el año 2300), se calcula que el planeta se calentará en 3°C.

Entonces, la única fuente de energía que no aumentará calor a la Tierra es el que proviene directamente del sol. En otras palabras, cualquier fuente de energía que no derive de los 120,000TW absorbidos de la energía solar, por más “verdes” y “limpios” que sean, terminarán por añadir más calor al planeta.

Vía | NewScientist.

29 enero, 2012

Número anormal de cromosomas favorece la adaptación al estrés en levaduras

Levaduras sometidas a condiciones adversas ganan o pierden cromosomas como respuesta adaptativa rápida y eficiente. El proceso puede ser reversible.

cromosoma

Para los humanos, tener cromosomas de más o de menos (aneuploidía) es un problema muy grave e irreparable. Por ejemplo, un cromosoma 21 extra es la causa del síndrome de Down o la falta de un cromosoma X en las mujeres provoca el síndrome de Turner. Sin embargo, esto no parece ser un inconveniente para las levaduras.

Un grupo de investigadores del Stowers Institute for Medical Research (EEUU) han descubierto que la ganancia o pérdida de cromosomas en las levaduras les permite adaptarse rápidamente a las condiciones adversas del medio. Según el estudio publicado el 29 de Enero en Nature, la inhibición de la proteína Hsp90, encargada de asegurar la distribución equitativa de los cromosomas durante la división celular, favorecería esta respuesta.

Los resultados presentados en este trabajo revelan un nuevo papel para la Hsp90 —el guardián de la estabilidad cromosómica— en la evolución adaptativa”, comenta la Dra. Rong Li, líder de la investigación. Además añade que la inhibición de esta proteína promueve la aparición de nuevas variedades cariotípicas (patrón de cromosomas) que permiten una rápida adaptación a través de la aneuploidía.

Estudios previos ya han dado evidencias de que la aneuploidía puede ser beneficiosa bajo ciertas condiciones. Gracias a ella, las células cancerosas pueden adquirir resistencia a los agentes terapéuticos o hacerse mucho más proliferativas que sus contrapartes sanas. Esto se debe a que estas mutaciones afectan una gran variedad de genes al mismo tiempo, cambiando por completo el fenotipo de la célula, tal vez hacia uno más ventajoso bajo una situación de estrés.

Con el fin de demostrar si es el estrés quien promueve la variación en el número de cromosomas, el estudiante de posgrado Guangbo Chen, autor principal del estudio, y sus colaboradores sometieron a levaduras haploides —con un solo juego de sus 16 cromosomas— a diferentes tipos de estrés por 16 horas. Al cuantificar la tasa de pérdida de cromosomas observaron que el tratamiento con radicicol (un inhibidor de la Hsp90) fue el más pronunciado.

El mismo efecto se observó al usar inhibidor (macbecina II) o cuando suprimieron los genes para la Hsp90 y su proteína colaboradora (STI1). Estos primeros resultados demostraron que la inhibición de la proteína Hsp90 induce la aneuploidía ya que es necesaria para la formación del cinetocoro y la correcta segregación de los cromosomas durante la división celular.

Ahora quedaba determinar si la inhibición de la Hsp90 promovía la adaptación al estrés por medio de la aneuploidía. Para esto usaron levaduras diploides —con dos copias de sus 16 cromosomas— a quienes sometieron a un tratamiento previo con radicicol. Los investigadores observaron que colonias que adquirieron resistencia al inhibidor de la Hsp90 presentaban una o dos copias adicionales del cromosoma 15.

¿Este número excesivo de cromosomas 15 sería el responsable de la resistencia al radicicol? Para responder a esta pregunta Chen y sus colegas desarrollaron una levadura haploide con un cromosoma 15 de más y lo sometieron a un medio con el inhibidor observando que crecían normalmente. Por otro lado, cuando le quitaron las copias de cromosoma 15 extras de las levaduras resistentes, éstas dejaron de serlo. La explicación es que en éste cromosoma están los genes STI1 y PDR5, una proteína que elimina el radicicol de la levadura.

Finalmente, los investigadores quisieron determinar si las levaduras propensas a la aneuploidía podían adquirir resistencia a otras situaciones de estrés. Para esto usaron levaduras diploides sometidas a un pre-tratamiento con radicicol. Luego las cultivaron en medios con diferentes concentraciones de fluconazol, tunicamicina y benomilo (antimicóticos).

Las levaduras resistentes al fluconazol tenían un cromosoma 8 de más, las que adquirieron resistencia a la tunicamicina les faltaba un cromosoma 16 y las que se volvieron resistentes al benomilo perdieron una copia del cromosoma 12. Esto demuestra que hay una asociación entre el cariotipo y la resistencia a una determinada droga.

Sin embargo, cuando cultivaron dos de las levaduras que se volvieron resistentes a la tunicamicina (cromosoma 12 monosómico) en un medio sin antimicótico, se formaron dos tipos de colonias: unas grandes y otras pequeñas. Al analizar los cromosomas de las colonias grandes, Chen y su equipo se llevó la sorpresa que estas levaduras habían recuperado el cromosoma 12 que les faltaba, demostrando así que la aneuploidía podía regresar a su estado euploide original.

aneuploidia

Esto indicaría que la aneuploidía es una mutación de fácil acceso con grandes impactos fenotípicos que puede ser revertida cuando la situación de estrés está ausente.

Por suerte, los humanos contamos con la proteína p53 quien activa la apoptosis (muerte celular programada) cuando las células tienen un número anormal de cromosomas. Sin embargo, la mitad de los cánceres se caracterizan por ausencia o mutación de esta proteína. Entonces, este estudio nos ayudaría a explicar la aparición de células cancerosas resistentes a la quimioterapia por medio de la aneuploidía. Es más, aquellos inhibidores de la Hsp90 usados para el tratamiento de ciertos tipos de cáncer, tendrían un efecto contrario al esperado.


Referencia:

ResearchBlogging.orgChen, G., Bradford, W., Seidel, C., & Li, R. (2012). Hsp90 stress potentiates rapid cellular adaptation through induction of aneuploidy Nature DOI: 10.1038/nature10795

28 enero, 2012

Resumen semanal #04-12

Paleontólogos encuentran un nido de dinosaurios de 190 millones de años en Sudáfrica. Es el más antiguo descubierto hasta la fecha. (También en RTVE).

Usan células madre para solucionar problemas funcionales del pene en ratas. Contribuyeron a la restauración de los tejidos eréctiles y aumentaron la circunferencia del mismo. Por otro lado, también se usaron células madre para tratar la ceguera por degeneración macular. Sin embargo, aún son resultados preliminares.

Censura a los artículos sobre los virus de la gripe aviar H5N1 sigue generando controversia. Después de que Science  y Nature pusieron una moratoria de 60 días para su publicación, la sociedad se pregunta si un sólo país (EEUU) puede controlar la política científica del mundo.

Shortfall

Esta semana se desató la tormenta solar más fuerte desde el 2005.

Usando la biofotónica, científicos graban en vídeo la forma de infección del VIH. Usan las células dendríticas a manera de “caballos de Troya”.

Los compuestos perfluorados presentes en utensilios de cocina antiadherentes, ropa impermeable, y envases de comida rápida, podrían afectar la efectividad de las vacunas en los niños.

Investigadores del SLAC National  Accelerator Laboratory (EEUU) usaron el láser de rayos X más potente del mundo para calentar un filamento de aluminio hasta los 2,000,000°C.

laser-rayos-x

Científicos de la UC San Diego desarrollaron células madre a partir de fibroblastos de cuatro pacientes con Alzheimer y dos con demencia con el fin de diagnosticar tempranamente la enfermedad y probar nuevos agentes terapéuticos.

¿Por qué los aminoácidos son de la versión L y los azúcares la D?. Investigadores de la Universidad de York encontraron que los aminoácidos L catalizan la formación de azúcares principalmente de la versión D. Pero ¿por qué los aminoácidos son L y no D? Ese es otro tema.

Dos artículos publicados en Science analizan en sistemas microbianos los cambios genéticos que son necesarios para incorporar nuevos rasgos físicos ventajosos. En el primer experimento analizan la coevolución del virus bacteriófago lambda y su huésped habitual, la bacteria E. Coli, y en el segundo la respuesta de la E. Coli a cambios de temperatura.

Científicos descubren el peculiar sistema de visión que permite a estas criaturas abalanzarse rápidamente y sin errores.

RECOMENDABLE: Los zapatos de un científico peruano.

DOCUMENTAL:El mal del cerebro

Sinfonía de la ciencia:

RECOMENDABLE: Emotiva crónica de Daniel Marín sobre la tragedia del Challenger, ocurrida un día como hoy hace 26 años.

(Autobombo MODE ON) RECOMENDABLE:  TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio. (Autobombo MODE OFF).

laboratorio

27 enero, 2012

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers. La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes.

laboratorio

  1. Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces.

    Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “he construido una casa/edificio/puente/carretera”, o “he dejado satisfecho a un cliente” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las pruebas están en curso y hay resultados buenos pero no concluyentes que están generando nuevas preguntas, este… !ya no jodan y sigan bebiendo!” Al menos estás mejor que tu amigo con un doctorado en humanidades que podría haber contestado “he vendido todo mi stock de agendas 2012 en el bus”.

  2. El científico más exitoso o con mayor trayectoria se lleva el crédito por todo lo que tu haces.

    Si tú descubres algo, el investigador principal o el jefe del laboratorio (en adelante él) se lleva todo el crédito. A él le entrevistarán, a él le invitarán a dar conferencias o salir en la televisión. Si tú escribes un artículo con una imagen digna de una portada de Nature, él se llevará todo el reconocimiento. Si tu proyecto de investigación consigue un fondo de financiamiento de $1,000,000, él se llevará todo el prestigio (y el dinero). Y ¿tú que obtienes? Con suerte, escribir más artículos y proyectos de financiamiento que reforzarán el currículo de él.

  3. Los equipos del laboratorio son extremadamente costosos y delicados. Tú no.

    ”Ups! Podemos mandar a comprar la pieza de repuesto del equipo “X” o contratar a otro investigador de posdoctorado por un año”.

  4. A veces los experimentos fallan por una razón. A veces fallan sin razón.

    Todos los que trabajamos o hemos trabajado en un laboratorio sabemos que las cosas pueden funcionar perfectamente por meses, incluso años, pero de repente dejan de hacerlo sin una razón aparente (Lo mismo que ocurre con el Internet Explorer®). Esta falla abrupta e inexplicable cambia tu trabajo a un meta-trabajo, ya que dejas de hacerte preguntas sobre la ciencia y empiezas a cuestionar la consistencia de tu técnica. Puedes perder años diciendo cosas como: “La última vez que funcionó el experimento autoclavé los tips y microtubos por 21 minutos en vez de 20” o “la última vez que funcionó el experimento no había desayunado” o “la última vez que funcionó el experimento me olvidé de encender el aire acondicionado”.

  5. Tu horario está determinado por cosas intangibles.

    ¡Las malditas líneas celulares necesitan ser atendidas regularmente! Las HeLa cada 24 horas, las VERO cada 48, las DH82 cada semana. La PCR sale en tres horas y la electroforesis en dos. Tengo que evaluar el crecimiento microbiano a las 3, 6, 9, 12, 15, 18, 21 y 24 horas. Tengo que determinar la tasa a la que el tejido canceroso reduce su tamaño durante los próximos siete días, no importa si es domingo, feriado, o si mañana es la única presentación del Richard Dawkins en la ciudad, porque tengo que saber si el fármaco que estoy desarrollando es eficiente o no para el tratamiento de adenocarcinomas. ¡La maldita galaxia sólo es visible a la una de la madrugada y debo tener suerte que el cielo esté despejado!. Si no fuera por tu trabajo en el laboratorio, tu vida social sería muy animada. Así que deben entender por qué a veces no podemos ir al cumpleaños de fulano, a la graduación de mengano, a la boda de zutano, o… a la fiesta greco-romana (“el que se aburre, se pone su ropa y se va”), en una casa de playa con piscina y modelos de lencería colombiana de ******.

  6. La ciencia que sale en la televisión te ha condicionado a esperar los grandes descubrimientos del día o la semana.

    ¿Alguna vez has hecho algún descubrimiento sorprendente en el laboratorio? Bueno, yo tampoco. Claro, he tenido ciertas experiencias exitosas, que por lo general significa que los controles funcionaron bien (el control negativo salió negativo, sin contaminaciones) o que los experimentos no dañaron a nadie. Sin embargo, un ¡Eureka! real es ese que te lleva a correr por el pasillo del Instituto llevando una copia impresa de tu cromatograma o la imagen de tu gel de electroforesis donde aparece la bandita que cambiará la historia de la humanidad, o ese que te da derecho a irrumpir en una habitación llena de militares de alto rango y pedirles que llamen al presidente sin importar que sean las tres de la mañana. Ese descubrimiento no lo tendrás ni en tus mejores sueños. A menos que cuentes cómo te salió una PCR positiva cuando te olvidaste de poner los primers en el mix de reacción (¿?), a mí me ocurrió xD. Eso sí es un gran descubrimiento… aunque lo más probable es que los reactivos estaban contaminados.

  7. Tu trabajo es peligroso.

    Innumerables veces he oído a las personas decir que su trabajo los está matando, pero ninguno de ellos trabaja con cosas que realmente pueden matarlos, por ejemplo: productos químicos cáusticos, venenos, agentes sumamente infecciosos, instrumentos altamente electrificados; o con cosas que pueden causarles un gran daño, tales como: sustancias radiactivas, cloroformo, ácido sulfúrico o clorhídrico concentrado y, por su puesto, un jefe de investigación molesto.

  8. Los laboratorios no son propicios para el sexo.

    A menos que tu trabajes en un laboratorio sexual, que puede o no ser algo real, es poco probable que puedas convencer a alguien a tener sexo bajo la cabina de bioseguridad de clase 2B, o en la oscuridad del cuarto de revelación de geles de electroforesis con la luz UV encendida para crear un ambiente ‘más romántico’ (“ignora los tips desechados, nena”) y decirle cosas románticas como “pon tus dedos de zinc en mis cremalleras de leucina”. A ver, demuéstrenme que estoy equivocado.

  9. Te tienes que vestir como un científico.

    Cuando era un ‘boyescou’ (Boy Scout) tenía que vestir una horrible camiseta con cuello bordado a crochet de color celeste, metido dentro de mi pantalón corto de color verde kaki, con una zapatilla de lona marca Converse y un ridículo sombrero con un escudo de un águila al centro. Yo creí que las cosas no podían ser peores. Pero, algunos de nuestros uniformes científicos son bastante feos. Unos guantes de látex de color morado, cubre-zapatos desechables que parecen gorros de ducha, lentes de protección que atrapan la humedad corporal como si estuviéramos recolectando coca en medio de la selva tropical y batas blancas con cuello y solapas que a los hombres nos hace ver como nerds y a las mujeres las hace ver como hombres que se ven como nerds.

  10. Sientes que el tiempo te arrastra inexorablemente hacia tu propia muerte.

    Si piensan que he sido muy melodramático y hasta exagerado es porque, obviamente, ustedes nunca han sido estudiantes de posgrado o de posdoctorado en una carrera de ciencias. Cuando lo eres, gastas más tiempo de lo planeado trabajando en cosas menos interesantes de lo que habías creído, ganando menos dinero de lo que habías pensado y con un futuro menos tangible y probable de lo que te habías proyectado.

Si bien esta entrada puede ser muy desalentadora, siempre es bueno exponer la verdad con algo de ironía, a veces es más fácil de digerir. Obviamente, en mi caso, nunca me he arrepentido de haberme dedicado a la investigación científica, porque gracias a ella tengo la libertad de hacerme ciertas preguntas, que estoy seguro muchas personas en el mundo también se las han hecho, pero que yo soy capaz de poder responderlas. Bueno, sólo capacidad porque el dinero es el otro 50% que se necesita para lograrlo. En la ciencia, ¡EL DINERO SI HACE LA FELICIDAD!

Vía | Science Careers.

Imagen: ©Hal Mayforth.

26 enero, 2012

Empaquetamiento del ADN viral

phi29

Uno de los procesos claves en el ciclo de vida de los virus es el empaquetamiento de su material genético dentro de la cápside viral. El mecanismo es sumamente complejo. Por ejemplo, en el caso del bacteriófago Phi29 (imagen de portada) su ADN tiene una longitud de 6500 nanómetros (nm) pero la cápside mide sólo 50nm de largo por 40nm de diámetro. Entonces, cómo hace el fago para meter todo eso en un volumen sumamente pequeño? Cuál es la fuerza necesaria para superar las 60 atmósferas de presión interna que la cápside viral alcanza a medida que introduce el ADN?

Para saber la respuesta lee mi primera colaboración para Amazings: Como empaquetan los virus su ADN?

25 enero, 2012

Virus empaqueta fragmentos de ARN de su hospedero

Posibilitaría la transferencia horizontal de genes entre organismos que comparten el mismo patógeno viral, así como la evolución de nuevos virus.

Adeno-Associated virus

Si generalizamos, todos los virus cumplen el mismo ciclo de vida. Primero infectan una célula, ya sea eucariota, bacteria o arquea. Luego liberan su material genético —que puede ser ADN o ARN— para ser copiado y traducido usando la maquinaria molecular del hospedero. Finalmente la cápsula viral se ensambla, el ácido nucleico es empaquetado y los nuevos virus son liberados para repetir el proceso.

En ciertos casos, el virus empaqueta algo más que su propio material genético. Por ejemplo, los bacteriófagos como el fago λ integran su ADN al genoma de la bacteria y se mantiene ahí hasta que algún tipo de estrés desencadene su liberación. Al escindirse, puede llevar consigo porciones de ADN o incluso genes completos del hospedero que llegarán a formar parte del fago y serán transportados hacia un nuevo microbio. A esto se le conoce como transducción y es un tipo de transferencia horizontal de genes en bacterias.

Pero, qué pasa en el caso de los virus de ARN que, con excepción de los retrovirus, no llegan a integrar su genoma al de su hospedero. ¿Ellos también tendrán la capacidad de realizar algún tipo de transferencia horizontal de genes? ¿Podrán empaquetar las moléculas de ARN que deambulan por el citoplasma del hospedero? Según un estudio publicado el 24 de Enero en PNAS esto es posible.

Usando técnicas de secuenciamiento de ARN de última generación, investigadores del Scripps Research Institute encontraron ARN de origen eucariota en virus y cápsulas virales vacías de la familia Nodaviridae. “Hemos observado que el 1% del ARN contenido dentro de los virus corresponde al hospedero”, reportó el Dr. Andrew Routh, autor principal del estudio.

Routh y sus colegas estudiaron el Flock House Virus (FHV), un nodavirus bastante simple porque lo único que tiene es una cápsula proteica sin envoltura externa y un material genético compuesto por una molécula de ARN dividida en dos: el ARN1 que codifica para la enzima que lo replica (ARN polimerasa), y el ARN2 que codifica las proteínas que conforman la cápside viral.

Los virus fueron infectados en líneas celulares derivadas de la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster), para luego ser aislados y tratados con enzimas degradadoras de ARN y ADN que eviten la contaminación con ácidos nucleicos externos. El resultado fue que el 1% del ARN secuenciado no correspondía ni al ARN1 ni al ARN2 del FHV, sino a ARN mensajeros de la D. melanogaster. Además hallaron pequeñísimas proporciones de ARN ribosomal, ARN no codificante y transposones (secuencias que se integran en cualquier región del genoma causando mutaciones).

En un segundo experimento, Routh y sus colegas quisieron determinar si lo mismo ocurría en cápsulas virales vacías (o partículas tipo virales). Para ello introdujeron la secuencia que codifica para las proteínas de la cápside viral —o sea el ARN2— en una línea celular derivada de la polilla Spodoptera frugiperda (una plaga agrícola importante), para que se sinteticen y ensamblen dentro de ella.

Se cree que las partículas tipo virales son inocuas porque carecen del material genético que vuelve patógeno a un virus (sólo están llenos principalmente de ARN ribosomal, el ARN más abundante dentro cualquier célula). Esta propiedad les ha permitido ser útiles para el desarrollo de nuevas vacunas y transportadores de agentes terapéuticos en el tratamiento de ciertas enfermedades como el cáncer.

Sin embargo, cuando los investigadores analizaron y secuenciaron el contenido se dieron con la sorpresa que el 5% eran transposones, una proporción muy superior al 0.1% encontrado en los virus completos del experimento anterior. El mismo resultado fue obtenido cuando usaron partículas virales de otro nodavirus.

Esta observación podría tener un impacto sobre la evolución de nuevos virus”, comenta Routh. “Si estos componentes adquiriesen la capacidad de interactuar con las proteínas de la cápside viral, y si esta interacción fuera beneficiosa evolutivamente, entonces uno podría presenciar la evolución de un nuevo virus”, añade.

Pongamos como ejemplo que el FHV logra insertar una secuencia de ARN que codifica para la transcriptasa inversa obtenido de otro virus presente en la misma célula. Cuando el FHV infecte otra célula, a parte de sus dos genes esenciales (ARN1 y ARN2) tendrá uno que codifique para una enzima que le permitirá transcribir su material genético de ARN a ADN y así poder integrarse en el genoma del hospedero. El FHV ahora será un retrovirus —habrá evolucionado.

Por otro lado, este estudio nos ayudaría a explicar la aparente proliferación de transposones entre diversos organismos, por ejemplo, entre diferentes especies de Drosophila, de plantas superiores, incluso de tetrápodos poco relacionados. Estos elementos transponibles presentan una notable similaridad en sus secuencias, que descarta la idea que hayan evolucionado de manera independiente. La transferencia horizontal de genes es la mejor explicación y este estudio abre un nuevo rango de agentes para realizar este proceso.


Referencia:

ResearchBlogging.orgRouth, A., Domitrovic, T., & Johnson, J. (2012). Host RNAs, including transposons, are encapsidated by a eukaryotic single-stranded RNA virus Proceedings of the National Academy of Sciences DOI: 10.1073/pnas.1116168109

Imagen: Vía VirusWorld.

VIDEO: El grafeno

Interesante forma de explicar qué es el grafeno, cómo se obtuvo y cuáles son sus asombrosas propiedades. El video llamado “Misión Posible: Grafeno” (“Mission Possible: Graphene”), producido por los australianos Derek Mueller y Chris Stewart, fue el ganador del Cyberscreen Science Film Festival, llevado a cabo en la conferencia Science Online 2012.

[El video está en inglés pero pueden activar y traducir los subtítulos (CC) al español]

Para ver todos los videos ganadores, sigan este enlace.

23 enero, 2012

Desarrollan bacteria que produce etanol a partir de algas marrones

Científicos insertaron los genes necesarios para la fermentación del alginato generando un rendimiento superior al 80% del esperado.

brown-seaweed

Los precios de los combustibles aumentan, las reservas se van agotando y el mundo demanda cada vez más energía. Una solución a este problema son los combustibles renovables obtenidos a partir de materias primas vivas (plantas). Sin embargo, las plantas también son la base de nuestra alimentación. Sin ellas no tendríamos frutas, verduras, carnes, huevos, leche, etc. Esto nos ha llevado a una encrucijada: decidir entre usar los campos de cultivo para la producción de energía o alimentos.

Por suerte el mundo cuenta con biólogos. Ellos vieron la posibilidad de usar cualquier cosa de origen vivo como materia prima, por ejemplo: los desechos de la industria agrícola, las malezas, las algas marinas, etc., y así no competir con la biomasa destinada a la alimentación.

El problema es degradar y fermentar los azúcares complejos que componen estas materias primas, por ejemplo: la lignocelulosa. Los avances en la biotecnología y la ingeniería genética han permitido superar este obstáculo gracias a que conocemos ciertos organismos capaces de degradar cada uno de estos azúcares. Lo único que debemos hacer es caracterizar la enzima empleada para ese trabajo y el gen que la codifica. Luego sólo queda sintetizarlo e  insertarlo en un microorganismo que sea más fácil de manejar.

Se ve un trabajo sencillo pero no lo es. Insertar una nueva reacción bioquímica a un organismo tiene sus pros y sus contras. Por un lado solucionamos el problema de degradar y fermentar la materia prima; mientras que por el otro podemos afectar reacciones propias del organismo, reduciendo así su eficiencia y rendimiento (cantidad de etanol producido por gramo de biomasa).

Una de estas materias primas abundantes pero difíciles de degradar son las algas marrones, las cuales son cultivadas industrialmente con rendimientos que alcanzan las 60 toneladas métricas por hectárea por año. No requieren de mano de obra para su mantenimiento, tampoco el uso de fertilizantes y el principal uso que se le da en la actualidad es como ingrediente en la producción de alimento para animales, fertilizantes y biopolímeros.

Lamentablemente los azúcares que componen esta alga —glucanos, manitol y alginato— complican su fermentación. Se han identificado enzimas que degradan los glucanos y el manitol, es más, se han desarrollado bacterias capaces de producir etanol a partir de ellos, pero los rendimientos no son muy altos debido a que se requieren de ambientes con pequeñas cantidades de oxígeno (microaeróbicos) para neutralizar el exceso de agentes reductores generados por la fermentación del manitol.

Otro inconveniente es que no hay microorganismos industriales que degraden el alginato. Por suerte, en los últimos años se han identificado bacterias capaces de hacerlo. Estos cuentan con tres enzimas principales: i) la alginato liasa (Aly), que es la encargada de romper los polímeros del alginato y convertirlos en cadenas más pequeñas (de 2, 3 o 4 azúcares); ii) la oligoalginato liasa (Oal), que rompe estas pequeñas cadenas en sus azúcares individuales; y iii) una enzima que transforma estos azúcares en otros más fáciles de fermentar.

Un grupo de investigadores de Bio Architecture Lab, liderados por Adam Wargacki desarrollaron una E. coli capaz de degradar y fermentar el alginato mediante la introducción de los genes requeridos para este trabajo. Según el artículo publicado el 20 de Enero en Science, la bacteria fue capaz de producir etanol con un rendimiento que alcanzó el 80% del máximo teórico predicho, abriendo el camino para la producción de bioetanol de forma más barata y sostenible.

alginato

Lo primero que hicieron fue buscar una enzima capaz de romper los polímeros de alginato (Aly) y la hallaron en una bacteria conocida como Pseudoalteromonas sp. Luego buscaron la forma de secretar la enzima para que su función la realice fuera de la bacteria. Para esto fusionaron la enzima con una proteína de membrana externa de E. coli llamada antígeno 43 (Ag43). Esta proteína tiene una actividad proteasa propia, así que se aprovechó de ella para cortar la enzima Aly fusionada y liberarla al medio externo una vez que alcance la membrana extracelular.

Ahora se debía buscar la forma de meter éstas pequeñas cadenas de alginato al espacio que separa la membrana extracelular de la pared celular (periplasma). Se encontraron unos transportadores de alginato en una bacteria poco conocida llamada Sphingomonas sp. Sin embargo, fue muy difícil expresar el sistema de transporte en E. coli. Fue así que los investigadores buscaron una forma alternativa de hacerlo y la encontraron en una bacteria más relacionada llamada Erwinia chrysanthemi.

E. chrysanthemi tiene un sistema de transporte muy simple y usaron esta información para buscar una bacteria que degrade el alginato y que a su vez incluya éste transportador. En la base de datos del NCBI encontraron una bacteria llamada Vibrio splendidus que tenía un fragmento de ADN de casi 30,000 pares de base, el cual incluía los genes que codificaban para los transportadores, las enzimas que degradan los oligoalginatos (Oal) y las que transforman estos azúcares en unos más sencillos.

Wargacki y sus colegas clonaron esta secuencia y la introdujeron en la E. coli. Como resultado obtuvieron una bacteria que degrada las algas marrones (el alginato, manitol y glucanos) sin necesidad de someterlas a un tratamiento previo de sacarificación (romper los azúcares complejos en unos más simples mediante procesos químicos, térmicos o mecánicos). La E. coli, que de por sí puede degradar el manitol y los glucanos, ahora también degradaba el alginato.

La nueva bacteria fue probada en un medio con estos tres azucares en proporciones 5:8:1 (A:M:G) —la misma encontrada en las algas marrones— para determinar los parámetros óptimos de trabajo. Finalmente la probaron en cultivos de Saccharina japonica (una especie de alga marrón) y determinaron que su rendimiento de producción alcanzó el 80% del estimado teórico.

Sin dudas un trabajo que genera muy buenas expectativas para el futuro de la biología sintética y la producción de biocombustibles de manera rentable y eficiente. No obstante, como todo organismo vivo, las rutas metabólicas están integradas (el producto de una reacción sirve de sustrato para otra reacción), lo que podría traer consigo algunos efectos no deseados para la bacteria o en el producto final, por ejemplo, la contaminación con acetato, lactato y otros productos secundarios de la fermentación microbiana.

Si bien los investigadores cuantificaron los niveles de estas sustancias obteniendo valores casi indetectables, el proceso de escalamiento (llevarlo a volúmenes industriales) es el último obstáculo por superar, y muchas veces el más difícil, donde muchos proyectos biotecnológicos tienden a fallar. Esperemos que éste no sea el caso.


Referencia:

ResearchBlogging.orgWargacki, A., Leonard, E., Win, M., Regitsky, D., Santos, C., Kim, P., Cooper, S., Raisner, R., Herman, A., Sivitz, A., Lakshmanaswamy, A., Kashiyama, Y., Baker, D., & Yoshikuni, Y. (2012). An Engineered Microbial Platform for Direct Biofuel Production from Brown Macroalgae Science, 335 (6066), 308-313 DOI: 10.1126/science.1214547

Imagen: Flickr ©Black Balance.

21 enero, 2012

Resumen semanal #03-12

Varios fósiles recogidos por el naturalista inglés Charles Darwin en el siglo XIX, dados por desaparecidos, han sido hallados en un armario de la institución científica British Geological Survey. (Galería)

Un equipo de investigadores chinos ha encontrado indicios de que el anticiclo de Krebs (ciclo reductivo de los ácidos tricarboxílicos) puede estar fotocatalizado en la superficie de los minerales de sulfuro comunes.

Espectaculares imágenes de la Nebulosa del Águila, donde se encuentran los famosos “pilares de la creación”, fueron captadas por el Telescopio Espacial Herschel y el XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea. (También en ABC blogs y RTVE).

pilares

Científicos recrean la evolución de la multicelularidad en el laboratorio. Demostraron que, bajo condiciones óptimas, las levaduras podían agregarse en complejos multicelulares después de 60 días de selección. (También en ABC Ciencia).

Las boas constrictoras pueden sentir el latido del corazón de sus víctimas y dejan de estrujarlas cuando éste se detiene.

Observatorios espaciales de la NASA vuelven a capturar en video la desintegración de un cometa aproximándose al sol.

La selva del Amazonas: del pulmón del mundo a emisor de CO2.

Proteína BCL2 proporciona beneficios similares al ejercicio físico en ratones.

¿Los fenómenos climáticos como La Niña pueden 'anunciar' la propagación de una enfermedad como la influenza?. Existe cierta correlación que no debe confundirse con causalidad. (También en El Mundo – Ciencia).

Espectacular imagen del espectro infrarrojo de la Nebulosa de la Hélice.

Infrared/visible light comparison view of  the Helix Nebula

Moratoria a los artículos científicos sobre la gripe H5N1.

Los ordenadores cuánticos, además de ofrecer nuevas posibilidades en los cálculos, han de preservar la privacidad de la información.

RECOMENDABLE: Decálogo de la divulgación científica por José M. López Nicolás.

Nueve formas en la que los periodistas demuestran que no entienden la ciencia.

20 enero, 2012

Caminando sobre huevos

Los huevos son estructuras extremadamente resistentes a la presión externa, pero muy frágiles a la vez. Así han evolucionado. La resistencia a la presión les permiten soportar el peso de la madre —la gallina en este caso— cuando los empolla; mientras que la fragilidad le permite al polluelo romperlo con la ayuda de su pequeño pico.

Los huevos adquirieron esa forma (de huevo), no por un capricho de la naturaleza, sino porque ésta le permite distribuir mejor el peso de la madre. Recuerden que nada en la naturaleza está puesto por casualidad, todo cumple una función importante.

Entonces, si distribuimos adecuadamente nuestro peso sobre una fila de huevos, podremos caminar sobre ellos sin romperlos. Es así como funciona este truco. Sin embargo, si ejercen una mayor presión en una pequeña porción del cascarón, lo romperán con facilidad.

Este video fue realizado por Steve Spangler, quien desarrolla interesantes kits de experimentos de ciencia para niños. Pueden visitar su canal en YouTube y ver más trucos como esta cinta de pH casera:

Todos los experimentos se hacen con materiales que podemos encontrar en casa, especialmente en la cocina. Recuerda siempre usar lentes protectores.

Vía | Nature Blogs.

18 enero, 2012

Restos de maíz ancestral descubiertos en costas peruanas

Tienen más de 6,000 años de antigüedad y darían claves sobre la cronología, evolución de razas y los contextos culturales asociados a este cultivo en Sudamérica.

maiz-ancestral

Hace unos 8,700 años, los antiguos pobladores mexicanos domesticaron una planta silvestre llamada teosinte. Mil años después, ya se había diseminado por América Central. Hace unos 7,000 años llegaron a América del Sur. Y hoy es el cultivo más importante del mundo. Sí… estamos hablando del maíz.

El Perú es uno de los países con mayor número de variedades de maíz en el mundo. Estudios previos concuerdan que esta planta ya era cultivada por los antiguos pobladores peruanos hace más de 4,000 años. Sin embargo, debido a la falta de fósiles bien preservados de mayor antigüedad, sabemos muy poco sobre la evolución y diversificación temprana de este cultivo en nuestro territorio.

Entre los años 2007 y 2011, mientras se hacían excavaciones en el complejo arqueológico de Paredones y Huaca Prieta, ubicado en la costa norte del Perú, un equipo de arqueólogos liderados por el Dr. Tom Dillehay de la Universidad de Vanderbilt, halló una gran cantidad de restos de maíz en excelentes condiciones. La colección que estaba compuesta por mazorcas, tallos, granos, espigas, harinas y fitolitos, era la más grande y diversa descubierta hasta la fecha.

Los restos fueron enviados a Estados Unidos para calcular su antigüedad. Usando la técnica de datación por radiocarbono acoplado a un espectrómetro de masas con aceleradores (AMS), se determinó que la colección databa de hace unos 3,000 a 6,700 años —en pleno periodo pre-cerámico—, siendo catalogados como los macrofósiles de maíz más antiguos descubiertos en América, según un artículo publicado el 17 de Enero en PNAS.

La antigüedad de las muestras concuerdan con los restos de almidón y fitolitos hallados en Panamá y Ecuador, los cuales datan de hace 7,600 y 7,000 años, respectivamente. Sin embargo, éstos aparecen de manera intermitente a través del tiempo, lo que indicaría que su consumo no formaba parte de la dieta primaria de los antiguos pobladores peruanos.

En cuanto a sus características morfológicas, las mazorcas eran muy pequeñas —tenían entre tres y seis centímetros de longitud— y estaban compuestos por 96 granos repartidos en ocho filas. Según el Dr. Alexander Grobman, profesor emérito de la Universidad Nacional Agraria La Molina y autor principal del estudio, los restos pertenecerían a las razas Proto-Confite Morocho, Confite Chavinense y un híbrido de ambas [Figura de portada]. Estas razas son las precursoras de la mayoría de los maíces andinos de la actualidad, tales como: Huayleño, Granada, Paro y Chullpi; y la raza costera, Mochero.

Los antiguos agricultores peruanos empezaron a seleccionar los maíces con mayor número de filas de granos, generados por la fasciación (alargamiento) de las mazorcas. Así fue como lograron obtener variedades cada vez más productivas, las cuales empezaron a ser halladas a inicios del periodo cerámico (hace 4,000 años), sugiriendo que las razas proto-Chullpi y proto-Alazan aparecieron a fines del pre-cerámico.

Por otro lado, no se hallaron restos de vasijas, vasos o recipientes de almacenamiento, que indiquen la fermentación de los granos de maíz para la producción de bebidas, tal como sugieren ciertos investigadores.

Grobman y sus colegas concluyen que cuando el maíz abandonó las tierras mexicanas, dejó de cruzarse con el teosinte, mejorando así su productividad y facilitando su selección. “Los maíces peruanos descritos aquí son diferentes —en ciertos aspectos significativos— a las muestras casi contemporáneas halladas en la cueva Guila Naquitz (México)”, comenta Dolores Piperno, co-autora del trabajo e investigadora del Smithsonian Tropical Research Institute.

Para terminar, los investigadores recomiendan que se vuelva a excavar otros complejos arqueológicos de la costa peruana, con el fin de encontrar y analizar nuevos restos vegetales y  recabar información sustancial sobre el desarrollo y dispersión de este cultivo en América del Sur.


Referencia:

ResearchBlogging.orgGrobman, A., Bonavia, D., Dillehay, T., Piperno, D., Iriarte, J., & Holst, I. (2012). Preceramic maize from Paredones and Huaca Prieta, Peru Proceedings of the National Academy of Sciences DOI: 10.1073/pnas.1120270109

17 enero, 2012

¿El ATN fue el primer material genético de la vida?

Ácido nucleico más simple tiene la capacidad de transmitir información y adquirir estructuras complejas con funciones químicas sofisticadas.

TNA

La información se transmite a través del ADN y se expresa gracias al ARN. Pero, ¿por qué la naturaleza eligió los azúcares de cinco carbonos (las ribofuranosas) y no otros, como el componente central del material genético?

Muchas líneas de investigación apuntan a lo mismo: la evolución temprana de la vida pudo haber estado dominada por el ARN. Esta molécula tiene la capacidad de almacenar y transmitir información, es indispensable para la iniciación de la replicación y la transcripción del ADN (los primers), establece el nexo entre los genes y las proteínas (el ARN mensajero) y adquiere estructuras secundarias (horquillas y bucles) y terciarias (como el ARN ribosomal o el ARN de transferencia) para realizar funciones complejas (catalizar reacciones químicas o regular la expresión genética).

Sin embargo, para entender cómo emergió la vida desde una química prebiótica, se deben explicar los pasos que generaron este “mundo del ARN”. Es por esto que también existe la hipótesis del “mundo del pre-ARN”, el cual postula que el ARN estuvo precedido por un material genético mucho más simple y estable.

En 1999, Albert Eschenmoser hizo un estudio sistemático de todos los ácidos nucleicos alternativos que podían formar el emparejamiento de Watson y Crick (Adenina con Timina y Citosina con Guanina), encontrando que una gran cantidad de ellos eran capaces de almacenar la información genética.

acidos_nuc_alter

Se pudieron formar ácidos nucleicos de doble cadena con azúcares de tres (glicerol), cuatro (treosa, eritrosa), cinco (xilosa, arabinosa, lixosa) y seis (glucosa, altrosa) carbonos; incluso con péptidos. Esto indica que la replicación es un proceso bastante versátil. Sin embargo, para sostener un metabolismo primitivo, el material genético primordial debía formar estructuras terciarias que le permitieran realizar funciones más sofisticadas, tales como: reconocer moléculas específicas y catalizar reacciones químicas.

Entonces, determinar que ácidos nucleicos alternativos presentan dicha capacidad, ayudaría a entender cómo se originó y evolucionó la vida en la Tierra. Uno de estos candidatos ha generado un considerable interés entre los investigadores dada su simplicidad y su habilidad para formar estructuras helicoidales complementarias estables con el ARN, el ADN, y consigo misma. Se trata del ácido treonucleico (ATN o ácido nucleico de treosa).

El ATN está formado por un azúcar de cuatro carbonos llamado treosa (treofuranosa, para ser precisos). Los grupos fosfato se unen a los carbonos número 3 y 2, así que su sentido de lectura será 3’ –> 2’, a diferencia del ARN y ADN que es 5’ –> 3’.

En el 2003, científicos del Howard Hughes Medical Institute (Boston, EEUU), descubrieron algunas enzimas capaces de sintetizar pequeños segmentos de ATN a partir de un molde de ADN; y en el 2005, desarrollaron una variante de la ADN polimerasa llamada ‘Therminator’ que, bajo condiciones óptimas, podía sintetizar un ATN de 80 nucleótidos con una alta eficiencia y fidelidad

Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Arizona (EEUU), liderados por el Dr. John Chaput, han sintetizado diferentes moléculas de ATN y han demostrado que ésta puede adquirir formas complejas, con la capacidad de evolucionar y unirse a objetivos arbitrarios con una alta afinidad y especificidad. Los resultados fueron publicados la semana pasada en Nature Chemistry.

Chaput y sus colegas tomaron un grupo de moléculas de ADN llamada biblioteca L1, compuestas por secuencias de 90 nucleótidos (nt): 50nt arbitrarios centrales flanqueados por secuencias constantes de 20nt que serán reconocidas por los iniciadores. El proceso de síntesis del ATN es similar a una PCR (en realidad es una PCR). Cada solución de reacción está compuesta por los moldes de ADN que han de ser copiados (biblioteca L1), la enzima que hará el trabajo (ADN polimerasa Therminator), los iniciadores (primers de 20nt) y los nucleótidos a base de treosa (tTTP, tCTP, tGTP y tDTP*). [*Se usó la Diaminopurina, un análogo de la Adenina, porque aumenta la estabilidad del híbrido ATN-ADN].

Ichida et al. (2005). doi:10.1093/nar/gki840

Sin embargo, cada vez que procedían a hacer la reacción, ésta se truncaba. Simplemente, no se podía sintetizar el ATN. Los investigadores estaban confundidos. ¿Por qué Therminator podía transcribir secuencias individuales de ADN a ATN eficientemente, pero fallaba cuando el sustrato era cambiado por un grupo de secuencias aleatorias?

Al cambiar cada uno de los nucleótidos de treosa por sus versiones normales (con desoxirribosa)descubrieron que Therminator no podía sintetizar repeticiones de Guanina presentes en el ADN molde. Resulta que el 90% de las secuencias de la biblioteca L1 tenían al menos una repetición GGG o GGGG que truncaba la reacción.

Entonces, para superar este inconveniente, Chaput y sus colegas desarrollaron dos bibliotecas de ADN más: L2 (sin Guaninas) y L3 (baja frecuencia de Guaninas). Esta vez el rendimiento de síntesis de ATN fue de un 60% y 30%, respectivamente. Por primera vez se creaban bibliotecas genéticas de ATN.

Ahora quedaba algo más por hacer. Los investigadores querían ver si estas secuencias de ATN arbitrarias podían evolucionar y formar un aptámero. Los aptámeros son ácidos nucleicos de cadena simple (ADN o ARN), de 70 a 100 nucleótidos de longitud, con la capacidad de reconocer, de manera específica y con alta afinidad, varios tipos de moléculas diana mediante un plegamiento tridimensional de su cadena. En otras palabras, serían unos “anticuerpos” hechos de ácidos nucleicos en vez de aminoácidos.

Para ello usaron una técnica conocida como selección in vitro (evolución molecular en un tubo de ensayo). A partir de la biblioteca de ADN L2 formaron secuencias de ATN, las cuales fueron confrontadas con moléculas de trombina (una proteína humana). Luego, separaron y eliminaron aquellas secuencias que no se unían a la trombina, mientras que las que lograban hacerlo, pasaban a otra ronda de síntesis. De esta manera, cada ciclo de selección enriquecía la solución con secuencias de ATN que reconocen y se unen específicamente a la trombina. Finalmente, confrontaron estas moléculas de ATN seleccionadas con otras proteínas diferentes a la trombina. Ninguna mostró afinidad por ellas.

binding

Si bien estas secuencias de ATN carecen de nucleótidos de Citosina (Citidina), desde el punto de vista evolutivo, es una ventaja: la Citidina tiene un tiempo de vida media de sólo 340 años porque tiende a perder su grupo amino muy fácilmente, y 340 años en el tiempo evolutivo es prácticamente nada. Por otro lado, se ha demostrado que las ribozimas (moléculas de ARN con la capacidad de autoreplicarse) pueden prescindir de la Citidina y, aún así, conservar su estructura terciaria y función.

Todos estos resultados indicarían que las moléculas de ATN adquieren estructuras terciarias que reconocen específicamente determinadas regiones de la superficie de la trombina, demostrando por primera vez la selección in vitro y la evolución molecular de un material genético hecho a base de treosa.

Si bien los resultados no son concluyentes (es muy difícil que lo sean cuando se trata de explicar el origen de la vida), si proveen ciertas evidencias que pudo haber un material genético mucho más simple que el ARN, en las primeras etapas de la evolución de la vida. El ATN demostró ser capaz de almacenar y transmitir información, así como de adquirir estructuras complejas para desarrollar funciones sofisticadas. Un azúcar de cuatro carbonos es más fácil de sintetizar que uno de cinco en una química prebiótica.


Referencia:

ResearchBlogging.orgYu, H., Zhang, S., & Chaput, J. (2012). Darwinian evolution of an alternative genetic system provides support for TNA as an RNA progenitor Nature Chemistry DOI: 10.1038/nchem.1241


Esta entrada participa del IX Carnaval de Biología celebrado en La ciencia de la vida y el XI Carnaval de Química albergado por La aventura de la ciencia.

16 enero, 2012

PASANTÍA: Vienna Biocenter Summer School

vienna-summer

¿Tienes algo planeado para este verano invierno (por este lado del mundo)? Por qué mejor no aprovechas para participar del Vienna Biocentre (VBC) Summer School.

Esta es una gran oportunidad para todos los estudiantes de pre-grado que deseen obtener experiencia de trabajo en un laboratorio de primer nivel en el mundo, formando parte de un grupo de investigación en diferentes proyectos, seminarios semanales y simposios. Además, pasarla muy bien y conocer diferentes ciudades europeas.

Vienna Biocenter es uno de los mejores centros de investigación en Europa y cualquiera que este interesado en hacer investigación debería postular, no se pierde nada y se puede ganar mucho”, comenta Omar Julca, egresado de la UNALM y ex-becario del programa.

Lo único que necesitas es haber cursado, como mínimo, dos años de estudios universitarios en cualquier área de las ciencias naturales y tener una verdadera pasión por la ciencia. La fecha límite para postular es el 17 de Febrero, ¿qué esperas?

Página Web: http://www.vbcsummerschool.at/


Aquí también les presento otras oportunidades:

Fecha límite:  1 de  Febrero, 2012.
Vanderbilt International Scholar Program
http://www.mc.vanderbilt.edu/visp/visra.html

Fecha límite: 6 de Febrero, 2012
Summer Research Program for Undergraduate Life Science Students, SCHOOL OF LIFE SCIENCES
LAUSANNE, SWITZERLAND
http://sv.epfl.ch/summer-research

Fecha límite: 26 de Marzo, 2012
LSM Summer Research Program
http://www.lsm.bio.lmu.de/summer_school/

14 enero, 2012

Resumen semanal #02-11

Plantas carnívoras hay de muchos tipos, pero ésta es diferente a todas… captura a sus presas bajo el suelo.

El tamaño de los telómeros podría ayudar a predecir la esperanza de vida… al menos en el pinzón cebra.

Científicos brasileños descubren abejas “soldado”. Tienen un tamaño y contextura superior a la de sus compañeras y su función es proteger la colonia.

abeja_soldado

Científicos encuentran híbridos de una especie de tortuga gigante (Chelonoidis elephantopus) de las Islas Galápagos extinta hace más de 150 años. El estudio revela que los híbridos encontrados podrían ser los descendiente directos de al menos 38 C. elephantopus puros. (Información adicional en Público-Ciencia, 20 Minutos y Agencia SINC).

Astrónomos  de la NASA descubren un gran cúmulo de galaxias a 7,000 millones de años luz de la Tierra. Éstas se mantienen unidas gracias al efecto gravitatorio de la esquiva materia oscura. Por otro lado, investigadores británicos y canadienses elaboran el mapa más completo de distribución de la materia oscura en el universo (también en El Mundo-Ciencia).

El_gordo

Sistemas solares binarios (con dos soles) no serían raros en nuestra galaxia: Descubren dos nuevos planetas similares a “Tatooine”. Además, la NASA observa el sistema planetario más pequeño conocido hasta la fecha a 130 años luz y el primer exoplaneta “con anillos” a 420 años luz de la Tierra. Y los científicos estiman que hay más planetas que estrellas en la Vía Láctea.

Encuentran abundante vida en las fuentes hidrotermales más profundas del mundo, entre ellas una nueva especie de camarón con un receptor fotosensible en la espalda (También en Europa Press).

Usando la técnica de “eye tracking” (monitorización visual), investigadores húngaros demostraron que los perros interpretan las miradas humanas tal como lo hace un niño pequeño.

Una rana descubierta en Papúa y Nueva Guinea es el vertebrado más pequeño del mundo. Mide menos de 8 milímetros.

Después de 30 años de sospechas, investigadores de la UC SAn Francisco descubren por qué ciertas personas tienden a volverse alcohólicas y otras no. La clave estaría en la liberación de opioides en las áreas del cerebro responsables de la valoración de la recompensa.

Para los más jóvenes (13 – 18 años), participen del la Feria de las Ciencias de Google.

Un bit de información requiere de un millón de átomos para ser almacenado. Sin embargo, IBM logró reducir este número a tan sólo 12 átomos.

Altas dosis de opiáceos podrían curar el dolor crónico y restaurar la función de los nervios en ratas.

DOCUMENTAL: “El mal del cerebro”. Estreno, éste miércoles 18 de Enero. Más información AQUÍ.

Tu foto podría ser portada del segundo número de la Revista Amazings, ¡participa del concurso!

Estas son las cinco cosas que debes saber antes de salir con un científico.

De los creadores de “No enseñen evolución en las escuelas públicas” por ejemplo en Texas (EEUU), “No a las matemáticas en las escuelas públicas”.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...